Cleosexshop

La sexualidad y el sexo

La SEXUALIDAD – y el SEXO.

“Definición de sexualidad. La sexualidad es el conjunto de las condiciones anatómicas, fisiológicas y psicológicas que caracterizan a cada sexo. El término también hace referencia al apetito sexual (como una propensión al placer carnal) y al conjunto de los fenómenos emocionales y conductuales vinculados al sexo ".


Al momento de referirnos a temas tabú del entorno social, hablar de sexualidad es algo intrépido para muchas personas, ya que dejamos a los adultos, o simplemente los adultos evitamos hablar estos asuntos delante de los hijos o menores, pero si detallamos la definición plasmada al inicio, notamos que se trata de un tema de condiciones donde cada uno de nosotros, desde niños a adultos, podemos tener, y al compararnos siempre existirán interrogantes, aunque esto suene extraño como un asunto para establecer un dialogo, muchos lo relacionan directamente con temas de intimidad, o lo relacionamos directamente con el sexo como práctica.

Hablar de sexualidad implica conocer nuestra estructura anatomía, es decir, como estamos compuestos como estructura macro, como podemos describirnos por dentro y cómo está conformado nuestro organismo, algo que no todos conocemos en detalle, o no nos preocupamos por conocer, y hasta me atrevo a decir, pocos nos preocupamos por saberlo y entenderlo. Igualmente nos debe llevar a nuestra fisiología, conocerla, entender y atrevernos a decir cómo funcionan nuestros órganos, como nuestros aparatos orgánicamente responden a nuestro trato y como se encuentran, es difícil para muchos dominar esto, y más aún explicarlo como tema de conversación, pero sin duda, interesante lograr identificarse con otra persona y descubrir que tan parecido podemos ser, o como respondemos a ciertas cosas que para otras personas no son normales, como el ingerir alimentos de ciertos tipos o características y predecir cómo responde nuestro cuerpo.

En este sentido, el tópico también nos llevaría a entablar palabras desde lo sicológico, como nos identificamos de acuerdo a nuestra sexualidad, y es allí donde pueden iniciar el disentimiento de criterios, ya que tocamos asuntos de mayor intimidad y por lo general estos temas nos los tratamos con cualquiera, nuestra definición sexual muchas veces no la divulgamos en una primera conversación, por temor a las respuestas.

En general, hablar de sexualidad como una conversación normal sería difícil e incluso incomodo ante extraños, y esto nada mas lo provocaría la palabra SEXUALIDAD, pero es inevitable en algún momento enfrentar el asunto delante de nuestro hijos o simplemente en una reunión de la adolescencia, o ya de adulto ante nuestra pareja o circulo social, todo será llevado de acuerdo a nuestros valores y la madurez que hayamos tenido en el tiempo, además de nuestras experiencias.

Inexcusablemente nos tocará hablar de Sexualidad o SEXO en algún instante y con alguna persona, de nuestro propio sexo u opuesto, allí nuestra mente y hasta nuestro comportamiento nos hace llevar y guiar a lo carnal, por ejemplo: si una mujer se atreviera a exponer algo de sexualidad o sexo inmediatamente la asocio a su apetito sexual, o si un caballero sugiere el tema, también se relaciona con lo que pretende desde el punto de vista sexual, es decir, desvirtuamos que la conversación pueda solamente referirse a temas de la estructura orgánica de la persona, o la educación sexual, sino que simplemente lo asociamos con lo lujurioso.

En la actualidad, emular este tipo de conversaciones lleva consigo atreverse a intimar de nuestra vida, o al menos eso pensamos, sin embargo no debemos temer a descubrir cómo se encuentra nuestro cuerpo y como responde, y compararnos hasta con ortos desde esta visión, para lograr entender un poco más y no afectar a nuestro propio cuerpo con lo que a diario podemos hacernos. Quizás podamos conseguir respuestas en otras personas que no hemos conseguido aclarar, pero sin dudar la primera persona a la cual debemos acudir para estar en conformidad con la realidad es un médico tratante, y no precisamente o solamente se trata de un sexólogo.

Importante serán nuestros valores, y como nos hemos venido definiendo sexualmente para lograr que una conversación de esta altura pueda generar mayor sentido para lo que buscamos, ya que el sexo inevitablemente será parte de nuestra vida, y por ello debemos conocernos y conocer a otras u otros para que nuestra definición esté clara y no se convierta en una limitante para relacionarnos.

Las distintas etapas en nuestra vida íntima, nos van permitiendo conocernos más y descubrirnos, esto nos lleva a mejorar nuestra salud sexual y establecer relaciones firmes y duraderas, actualmente existen muchas herramientas técnicas para formarnos, sin embargo, nuestras propias experiencias nos van indicando un camino donde nos encontremos conforme, pero todos los días en lo sexual podemos descubrir muchas cosas, donde lo erótico y los placeres de esta actividad nos pueden llevar a mejores situaciones y confort emocionalmente seguros.

Descubrir, innovar y crear situaciones en encuentros eróticos nos indicará madurez de nuestra sexualidad, y harán del sexo algo placentero, además de estabilidad cuando se trata de la vida en pareja, a lo cual no podemos limitar nuestra mente, sin perder el sentido de lo saludable y confortable, y sin alejarnos de nuestros valores o cómo fuimos criados.

El sexo es salud, y la salud debe ser satisfactoria.

Licdo. Eber Morin


No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola,
En que podemos ayudarte