Cleosexshop

El sexo en el matrimonio

Una de tanta incógnitas que se nos genera al momento de lanzarnos al agua es la cantidad de sexo que tendré, o la falta, simplemente la zozobra de ¿qué pasará luego que tengamos que vernos las caras todos los días?, ¿será aburrid@? o ¿nos estaremos decepcionad@s?


Saludos creativas y creativos del sexo, ¿Tod@s activad@s y dispuest@s a juntar placer y conocimiento?, entonces conversemos.- #AprendiendoAndo

Cuando nos referimos a matrimonio no podemos dejar atrás lo religioso, por eso les traigo lo que en algún momento manifestó “El papa amigo”:

El Papa Juan Pablo II nos dice:

La sexualidad, mediante la cual el hombre y la mujer se dan el uno al otro con los actos propios y exclusivos de los esposos, no es algo puramente biológico, sino que afecta al núcleo íntimo de la persona humana en cuanto tal. Ella se realiza de modo verdaderamente humano solamente cuando es parte integral del amor con el que el hombre y la mujer se comprometen totalmente entre sí hasta la muerte. (FC, 11).

Muchas cosas pueden pasar durante la unión definitiva ante DIOS del hombre y la mujer, pero cuando hablamos de sexo, las cosas toman otro color, este quizás sea una factor determinante hasta para el futuro de la relación, y estoy seguro tanto de esto, que por ello es que en estos tiempos las relaciones íntimas llegan antes de contraer nupcias. Es ahora algo normal que los noviazgos se basen en las relaciones sexuales, en investigar cómo nos comportamos en la cama puede definir el futuro de la relación para el matrimonio, pero esto es una equivocación, a mi modo de ver las cosas no sólo de sexo vive el hombre, o la mujer, pero estoy de acuerdo con el sexo es el complemento de todo, puedes ser decente y respetuoso, pero si en la cama te portas de forma inesperada, o en definitiva no eres complaciente, entonces las cosas cambian.

Cundo llega el matrimonio se supone que se trata de la unión por causa del amor que se tiene la pareja, es algo emocional, y la consumación de este lazo la define o la consagra la relación sexual, y esto es tan así, que existen muchas parejas, sobre todo desde el siglo XX, que la boda culmina el mismo día, por efecto de la primera noche juntos, y esto pasa por no probar antes el placer del sexo, o solamente conocer como se entienden en la cama, sigue siendo algo emocional. ¿Qué si estoy de acuerdo con tener relaciones antes de la boda? Es claro que si, sin embargo, debemos respetar las opiniones de todas y todos, y también pienso que existen amores que sólo con verse saben que se entienden hasta en la cama, lo que si no debemos confundir es el amor con el placer, saber que nos podemos entender en la cama puede ser por deseo y placer, y esto no significa que lo queramos todo el tiempo.

Ahora bien, saber si ¿falta o sobra sexo en el matrimonio?, sólo lo definirá cada pareja y hasta la manera o ritmo de vida, es complicado definir actualmente una cifra que determine la normalidad del hecho de tener sexo, pero todo hombre (o la gran mayoría) espera que cada cosa que haga bien en la casa, sea recompensada en la cama, y esto lo podemos ver en muchas encuestas, donde preguntas semejantes a estas hablan que así piensan más del 80% de los varones. Y es que los hombres somos emocionalmente activos.

En internet podemos hacer investigaciones de este tema, una de estas:

(https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2017-08-13/no-hago-el-amor-matrimonio-casado-sexo_1427542/) del 13/08/2017, nos indica algunas cifras interesantes, que sólo nos podrán guiar para descubrir una visión sobre el tema, veamos: la encuesta fue basada en 1.652 personas entre 20 y 29 años de edad, “el 24% de las personas encuestadas aseguraron que antes de pasar por el altar tenían cuatro o más encuentros íntimos a la semana; tras casarse, solo el 9% mantenía esta actividad. Ocurre justo lo contrario en aquellas parejas que no intimaban tanto antes del matrimonio. El 14% que lo hacía solo una vez a la semana saltó al 25% tras la boda”. Pero la respuesta no es evitar el matrimonio, “Después de todo, investigaciones recientes, como la elaborada por el 'Institute of Family Studies', han demostrado que los hombres casados viven más tiempo, ganan más dinero y pueden tener mejores relaciones sexuales que sus pares solteros”.

Ahora bien, luego de todo lo que podamos leer, investigar o vivir, nos encontraremos la misma pregunta, ¿cuántas veces es lo normal tener sexo con mi esposa o esposo? Y la respuesta será, las veces que los dos estén dispuestos, el cansancio será el único que les diga ya vasta por el momento.

Considerando los números, según varias encuestas encontradas “lo habitual es hacer el amor al menos una vez a la semana. “El 71,7% de los hombres y el 65,3% de las mujeres mantenían relaciones sexuales al menos una vez cada siete días, el 25% de los encuestados lo hacían tres o cuatro días a la semana y el 3,7%, a diario”.

Robert Weiss en 'Business Insider', manifiesta que “el exceso o la falta de sexo solo es un problema real a nivel psicológico si entorpece nuestra relación de pareja o desencadena otras trabas como estrés, ansiedad o falta de autoestima”.

Los problemas de pareja, o lo que nos pueda suceder en casa a diario, nuestro ritmo de vida, nuestro trabajo, son factores influyentes, y que cambiarán al momento del matrimonio nuestra vida sexual, y esto incluye la frecuencia con que lo hagamos, muchas encuestan indican que tener sexo en nuestro matrimonio una vez por semana sería considerado normal, menos de eso ya debemos preocuparnos y considerar ciertas cosas para recuperar nuestra intimidad. Igualmente si excedemos, aunque estas cifras por exceso no la señalan las encuestas.

Ciertamente el sexo en el matrimonio es algo netamente de los dos, y exactamente esto lo resuelven los dos, no se trata de acordar las veces, pero si conocer los momentos precisos y tener la mejor comunicación para gozar de la mejor relación.

Todas las afectaciones que puedan interferir con la relación íntima, como: el trabajo, las tareas de la casa, la paternidad o maternidad, el estrés, entre otras cosas, tienen la solución cuando existe el entendimiento en la pareja, y la comunicación será la base fundamental para disminuir o aumentar la frecuencia del sexo en el matrimonio.

Si falta o sobra sexo en nuestra vida marital, lo determinamos nosotros, nuestro cuerpo y nuestras emociones son individuales, y la relación es de dos, si nos entendemos y conocemos, la cantidad de placer o de actos apasionados no afectará la relación.

Recuerda “hacer el amor y disfrutar el sexo en el mismo momento”. “El sexo con amor”, es un experimento del placer carnal al cual muchos no podemos resistirnos, y llegar a este es algo sublime, es el clímax de la relación.

Espero saber de ustedes, con todo respeto y placer.-

Licdo. Eber Morin

ebermorin75@gmail.com / @emorin


No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola,
En que podemos ayudarte